Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y de mejora de nuestro sitio web. Por favor, seleccione a continuación qué cookies desea aceptar o denegar. Continuar navegando sin seleccionar las cookies equivaldrá a rechazarlas. Para más información, consulte nuestra Política de Protección de Datos.



Postura del Tribunal Supremo sobre los pactos parasociales

PrintMailRate-it

Publicado el 6.6.2022

 

En la reciente Sentencia nº 300/2000 sobre la eficacia de un pacto parasocial familiar, la Sala Primera del Tribunal Supremo detalla su postura en cuanto a la validez de los pactos parasociales, indicando que los mismos no serán oponibles a terceros ajenos, ello derivado del principio de relatividad de los contratos.

 

 


 

En el tráfico jurídico actual, los pactos parasociales se perfilan como aquellos acuerdos  y demás textos con contenido obligacional que se realizan, en el seno de una sociedad, pero al margen de la regulación básica de la misma, es decir, de los estatutos sociales.


En esta esfera obligacional, separada de los estatutos por los que han de regirse las sociedades de capital, pero insertada en la actividad de las mismas, resulta vital determinar los límites de los pactos dichos pactos parasociales, tanto en relación con los socios que no hayan sido partícipes, como en el caso de la sociedad en si misma.


A este respecto, la Sentencia del Tribunal Supremo nº 300/2020, de fecha 7 de abril, analiza la doctrina existente en relación a los pactos parasociales y su inoponibilidad frente a terceros, partiendo de una controversia relativa al cumplimiento de un pacto parasocial suscrito por todos los socios para la distribución de las acciones de las filiales, pacto que se pretendía oponer a la sociedad titular de las acciones, la cual no era parte del pacto parasocial. Sentencia muy relevante, y cuyas principales nociones recogemos a continuación.


Consideraciones sobre la normativa y regulación de los pactos parasociales.

En primer lugar, inicia la citada sentencia su Fundamento de Derecho Quinto analizando los antecedentes normativos y regulación actual de los pactos parasociales, los cuales define, con base en jurisprudencia anterior, como “convenios celebrados por todos o algunos de los socios de una sociedad mercantil con el objeto de regular con la fuerza del vínculo obligatorio entre ellos, aspectos de la relación jurídica societaria sin utilizar los causes previstos en la ley y los estatutos.”


Considerando dicha definición, y en aplicación tanto del Código de Comercio, que proscribe los pactos reservados entre los socios, (posibilidad que el Tribunal Supremo matizó, atribuyéndoles valor entre las partes, pero no frente a la sociedad), así como la Ley 19/1989, y la Ley de Sociedades de Capital que comparten el anterior criterio, la Sala Primera del Tribunal Supremo concluye que la vigente regulación sobre sociedades de capital  dota de validez a los pactos parasociales, pero no los hace oponibles frente a la sociedad.


Principio sobre la relatividad de los contratos.

Prosigue la Sala aplicando la doctrina de la relatividad de los contratos, del artículo 1257 del Código Civil, y determina que los pactos parasociales tendrán frente a terceros un efecto denominado “res inter alios acta”, lo que implica que ni les beneficia ni les perjudica.


Igualmente, analiza una serie de excepciones a este principio de relatividad de los contratos, e indica que si bien pueden darse excepciones, con base en determinadas especialidades, el Tribunal Supremo ha advertido, en su doctrina jurisprudencial, que una sociedad matriz no asume las responsabilidades derivadas de la actuación o contratación realizadas por una sociedad del grupo, así como que la norma general será respetar la personalidad de las sociedades de capital, y las reglas sobre el alcance de su responsabilidad, que no afectan a sus socios o administradores, salvo en supuestos previstos por la Ley.


Por todo ello, considera el Alto Tribunal que en aplicación de esta doctrina de la relatividad de los contratos, tampoco serán oponibles frente a la sociedad.


Validez y eficacia de los pactos parasociales

En cuanto a la eficacia de los pactos parasociales, reconoce el Tribunal Supremo que es una cuestión controvertida, cuando dichos pactos no se transponen en los estatutos sociales, puesto que podría considerarse que hay dos regulaciones contradictorias. Cuestión que puede ser mas complejas cuando se trata de pactos parasociales adoptados por todos los socios (pactos omnilaterales).


En este sentido, el Tribunal Supremo considera que no podrán prosperar aquellas impugnaciones de acuerdos sociales, fundadas en la presunta infracción de un pacto parasocial. Tan solo prosperaría tal impugnación, si además de infringir un pacto parasocial, el acuerdo social contraviniese la ley, los estatutos y la buena fe.


Por ello, y en aplicación de la anterior doctrina y jurisprudencia, el Tribunal Supremo confirma la Sentencia de la Audiencia Provincial recurrida, en aplicación del principio de relatividad de los contratos y la inoponibilidad de los pactos parasociales frente a la sociedad. ​

Contacto

Contact Person Picture

Rafael San Bruno Casuso

Abogado

+34 91 5359 977

Contactar

 Nuestros servicios

​Arbitraje y Mediación

Litigación

Deutschland Weltweit Search Menu