Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y de mejora de nuestro sitio web. Por favor, seleccione a continuación qué cookies desea aceptar o denegar. Continuar navegando sin seleccionar las cookies equivaldrá a rechazarlas. Para más información, consulte nuestra Política de Protección de Datos.



Google y la multa histórica impuesta por la autoridad de competencia

PrintMailRate-it

Publicado el 29.9.2022

En la actualidad es muy usual comprar un dispositivo electrónico que cuenta con una aplicación de Google preinstalada, sin que sea posible eliminarla.  Todo ello se debe a que Google obligaba a los fabricantes de móviles y tablets preinstalar determinadas aplicaciones para poder utilizar su sistema operativo Android, así lo ha declarado el Tribunal de Justicia. 

 

 


 

Concretamente, el 14 de septiembre de 2022 el Tribunal General de la Unión Europea ha confirmado una multa por importe de 4.125 millones de euros que se había impuesto a Google en 2018 por considerar que la entidad abusó de su posición dominante en el mercado.


La primera resolución dictada por la Comisión Europea multaba a Google a una multa inicial por el importe de 4.343 millones de euros, sin embargo, tras el recurso planteado por Google frente a la Comisión Europea, el TGUE rebajó la multa en 200 millones de euros. 

 

Razones de la multa inicial

La Comisión Europea basó la multa impuesta en los siguientes motivos:

  1. Google obligaba a los fabricantes de dispositivos electrónicos Android a instalar el navegador Google Chrome y el buscador Search a cambio de cederles a los fabricantes la licencia de Play Store.
  2. La empresa tecnológica prohibía a los fabricantes de dispositivos informáticos con aplicaciones de Google a instalar versiones alternativas de software, las llamadas bifurcaciones de Android. 
  3. Google destinaba parte de los ingresos publicitarios a los fabricantes y a los operadores de redes sociales para que estos no instalasen ningún buscador alternativo a Google Search.

 

Decisión del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE)

La sentencia del TGUE avala la decisión de la Comisión Europea respecto a la obligación de preinstalar las aplicaciones, considerando tales acuerdos como de exclusividad y que los pagos estaban supeditados a que los fabricantes no preinstalaran servicios de búsqueda de la competencia.


El Tribunal también consideró abusivo que Google prohíba a los fabricantes la venta de móviles con sistemas operativos de Android no compatibles. Sin embargo, el Tribunal declara que esta práctica no refuerza la posición dominante de Google en el mercado.


A la vista de los hechos, el TGUE ha confirmado que estas actitudes son contrarias al Derecho de la Unión, porque condicionan el mercado y manipulan la competencia. Es por ello, que finalmente ha considerado adecuado reducir la multa inicial en 200 millones de euros y fija la multa impuesta a Google en el importe de 4.125 millones de euros.


Frente a esta sentencia dictada por el TGUE la única vía legal que tiene Google es la interposición de un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Veremos si finalmente la empresa tecnológica decide agotar todas las instancias judiciales posibles y poder así lograr una mayor rebaja de la multa.

Contacto

Contact Person Picture

Emely Göbel

+34 91 5359 977

Contactar

 Nuestros servicios

Deutschland Weltweit Search Menu