Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y de mejora de nuestro sitio web. Por favor, seleccione a continuación qué cookies desea aceptar o denegar. Continuar navegando sin seleccionar las cookies equivaldrá a rechazarlas. Para más información, consulte nuestra Política de Protección de Datos.



Un deporte libre de consumo de sustancias prohibidas

PrintMailRate-it

Publicado el 13.1.2022


Sin duda, la reciente Ley Orgánica Antidopaje supone una mejor adaptación y mayor eficacia de la lucha contra el dopaje en el deporte, que a nivel global se está llevando a cabo a través del Programa Mundial Antidopaje. Por ello, analizamos  y presentamos las principales novedades de la nueva Ley Orgánica 11/2021, de 28 de diciembre, de lucha contra el dopaje, en aras de combatir la alteración del rendimiento deportivo, y conocer su aplicación.

 

 

 

La mencionada Ley se publicó el pasado 29 de diciembre de 2021 en el Boletín Oficial del Estado y entró en vigor al día siguiente, es decir, el 30 de diciembre de 2021.


Como consecuencia, se ha derogado la anterior Ley Orgánica 3/2013, de 20 de junio, de protección de la salud del deportista y lucha contra el dopaje en la actividad deportiva.


Deportistas aficionados

Entre las novedades, con la finalidad de lograr una mayor seguridad jurídica, se incorpora el concepto de deportista aficionado, definido como aquel que no es nacional ni internacional según el artículo 4.4; en cumplimiento con las reglas contenidas en el Código Mundial Antidopaje emitido por la AMA (Agencia Mundial Antidopaje). Por lo tanto, todas aquellas personas que practiquen deporte, aunque sean consideradas aficionadas debido a su nivel de competición, están sujetas a esta normativa.


Lucha contra el dopaje a nivel mundial

Esta nueva regulación aplica lo señalado en la introducción del Código Mundial Antidopaje de 2021, y presumiblemente del Código de 2022, donde la AMA establece que todos sus preceptos obligatoriamente deben ser cumplidos por cada Organización Antidopaje, Deportista, u otra Persona, con la finalidad de proteger el derecho fundamental de los deportistas a practicar un deporte libre de dopajes y por lo tanto promocionar la salud, la justicia, la igualdad para los deportistas mundialmente, y asegurar la armonización coordinada y efectiva de los programas antidopaje a nivel nacional e internacional para prevenir el consumo de sustancias prohibidas.


Funciones de la organización nacional antidopaje y del nuevo Comité Sancionador

Precisamente, en la lucha contra el dopaje en España, desempeña un papel esencial nuestra organización nacional antidopaje, la Agencia Estatal Comisión Española para la Lucha Antidopaje en el Deporte (antes denominada Agencia Española de protección de la salud en el Deporte); la cual contará con un órgano de participación, coordinación y seguimiento en el que estarán representados los/as deportistas, así como habrá órganos competentes en esta materia en cada Comunidad Autónoma de nuestro país.


Asimismo, debe destacarse la creación del Comité Sancionador Antidopaje, como órgano específico de la Agencia en materia sancionadora, a escala nacional, en caso de incumplimiento de la nueva regulación; y, es también el órgano competente para conocer el recurso administrativo especial en materia de dopaje deportivo.   


Controles de dopaje – ¿cuándo y cómo?

En relación a los controles de dopaje, se incorpora por primera vez las obligaciones sobre los programas y planes antidopaje, las condiciones a aplicar por el personal habilitado (conocidos internacionalmente como Doping Control Officers), y se modifica la franja horaria en la que no podrá efectuarse un control fuera de competición, pasando a estar comprendida entre las 23:00h y las 06:00h, sin perjuicio de que esté justificado un control en ese horario con arreglo al principio de proporcionalidad.


El uso de medicamentos, las “personas protegidas”, y el procedimiento sancionador

También, se ha regulado el uso terapéutico de medicamentos que contengan sustancias prohibidas (artículo 17), se contempla un nuevo tipo de sustancias denominadas de abuso en el deporte (aquellas que la sociedad abusa de ellas en contextos distintos al deportivo), y se establece un régimen sancionador sujeto a las infracciones tipificadas en esta Ley, teniéndose en cuenta siempre la presencia de circunstancias eximentes, atenuantes y agravantes de responsabilidad; así como se diferencia el nivel de deportista (aficionado, nacional o internacional) a la hora de aplicarse la sanción correspondiente. 


Otra novedad a destacar es la incorporación de la categoría de persona protegida, relativa a menores y personas carentes de capacidad de obrar, protegiéndolos proporcionalmente de la sanción en función de la infracción cometida. 


Respecto al procedimiento de imposición de sanciones antidopaje, su ejecución inmediata de las resoluciones se diferencia claramente del procedimiento general administrativo que establece la Ley 39/2015. Esto se debe  a que el Código Mundial Antidopaje exige un efecto vinculante automático de la decisión adoptada. Además la demora en dictar una resolución comportaría un retraso en su ejecución e implicaría que los deportistas siguieran compitiendo durante el proceso, adulterando la competición, hasta ser sancionados. Hay que resaltar, que es de aplicación supletoria la legislación administrativa estatal, y siempre debe cumplirse con lo dispuesto en la normativa internacional redactada por la AMA, en especial con el Código Mundial Antidopaje en vigor.


Control de sustancias que mejoran el rendimiento

Sobre la vigilancia de los productos susceptibles de producir mejora de rendimiento, se regulan las medidas de control y supervisión de productos, medicamentos y complementos nutricionales. Estos controles serán efectuadas mediante inspecciones de la Agencia Estatal Comisión Española para la Lucha Antidopaje (“CELAD”), para garantizar una adecuada observación de los productos que pueden producir alteración y potencialización del rendimiento deportivo. La Agencia Estatal indicada, en el desarrollo de sus competencias, puede entrar libremente en instalaciones deportivas y/o tomar muestras biológicas para verificar que se está siguiendo la regulación. Se establecen además las condiciones de utilización de los productos que producen dopaje, tanto su comercialización y uso de productos alimenticios, manteniendo la obligación de informar y declarar dicho productos, como su prohibición de comercializar en establecimientos dedicados a actividades deportivas.


Mencionar, que al final de la Ley Orgánica se encuentra un Anexo de definiciones, implementándose el mismo sistema del Código Mundial Antidopaje, y entre ellas está el significado de las actividades antidopaje (en particular es la primera definición de 74). 


En última instancia, el deporte es como muchas otras actividades: sólo cuando se consigue el éxito sin trampas ni “ayudas”, se siente la verdadera satisfacción.​

Contacto

Contact Person Picture

Manuel Gómez-Reino

Abogado

+34 93 2389 370

Contactar

 Nuestros servicios

Deutschland Weltweit Search Menu