Profesionalización del fútbol en la primera RFEF

PrintMailRate-it

​Publicado el 14.5.2023


La Dirección General del Trabajo ordenó el 25 de abril de 2024 el registro del Convenio Colectivo para la actividad del fútbol profesional en la liga primera federación o 1ª RFEF, que se resume su contenido en el presente artículo. 




​​Antecedentes y progreso en la profesionalidad y laboralidad del fútbol
El 26 de junio de 1985 se aprobó el Real Decreto nº1006/1985 por el que se reguló la relación laboral especial de los deportistas profesionales (todavía en vigor), siendo deportista profesional aquel que prestaba actividades a un club o entidad deportiva a cambio de retribución superior a sus gastos.  

Sin embargo, según la Ley del Deporte de 1990, las únicas Ligas Profesionales eran la Primera y Segunda División masculina de fútbol, y la Primera División masculina de Baloncesto. Por lo que solo los deportistas que competían en ellas eran realmente profesionales. 

Ahora, con la reciente Ley del Deporte de 2022 se ha ampliado el concepto de competición profesional, y se ha ampliado también el concepto deportista profesional, separándolo de la calificación de la competición en cuestión, animando así a la celebración de Convenios Colectivos en competiciones cuyos deportistas son profesionales. 

Por ello, por primera vez, se ha llevado a cabo en la liga primera federación el Convenio Colectivo estatal para la actividad de sus futbolistas. 

Finalidad y aplicación del Convenio Colectivo

Regula las normas sobre las condiciones de trabajo de los futbolistas profesionales masculinos que prestan sus servicios en clubes que compiten en la liga primera federación, que es la tercera categoría del fútbol español (por delante: la 1ª división o La Liga EA Sports y la 2ª división o La Liga Hypermotion). 

Se aplica también a aquellos futbolistas de la estructura del club, ya sea de clubes filiales o dependientes, que sean convocados mínimo a 12 partidos oficiales o jueguen 10 partidos, iniciando sus efectos a partir del duodécimo partido convocado o del décimo partido jugado.  

Duración

La vigencia del Convenio es de 2 años, desde el 1 de julio de 2024 hasta el 30 de junio de 2026. 

Será prorrogado anualmente, de 1 de julio a 30 de junio del año siguiente, salvo denuncia con 3 meses de antelación a su finalización por parte de la Asociación de Futbolistas Españoles (“AFE”), en representación de los trabajadores, o de la PROLIGA, en representación de las empresas del sector del fútbol, conforme a los arts. 86 y 87 del Estatuto de los Trabajadores.​

Derechos de los futbolistas 

​La jornada ordinaria de trabajo efectivo comprende todos los servicios prestados ante el público (incluidos actos publicitarios convocados por el club) y el tiempo bajo las órdenes del propio club, tanto por entrenamiento como de preparación física, psicológica o técnica. Dicha jornada no puede superar las 7 horas diarias ni las 30 horas semanales. 

Los futbolistas tienen derecho a un descanso de día y medio continuado por semana y a un descanso de 72 horas entre partido y partido. 

Las vacaciones anuales retribuidas son de 30 días naturales, 21 de esos días serán disfrutados de manera continuada y 6 días se disfrutarán de 23 de diciembre a 2 de enero de cada temporada en la que este Convenio esté en vigor. El año iniciará su computo desde el comienzo de la relación laboral. 

Los clubes están obligados a efectuar mínimo un reconocimiento médico anual a sus futbolistas poniendo especial atención a cualquier patología especifica de la actividad deportiva, y a presentar un plan de prevención de riesgos de lesiones al iniciar los entrenamientos de cada temporada. 

Respecto a los derechos sindicales, los futbolistas tienen derecho a desarrollar la actividad sindical en el seno del club y pueden constituir secciones sindicales en el club para el que prestan servicios.  

Contrato de trabajo y retribuciones

La duración ha de ser determinada, con un periodo de prueba máximo de quince días naturales que se extingue si antes tramitan la licencia federativa. La finalización del contrato no puede ser con efectos anteriores al 30 de junio. 

Si se cede temporalmente el futbolista a otro club, no podrá ser por tiempo superior al tiempo que reste de contrato. La cesión se hará por escrito, especificando condiciones y tiempo de cesión, percibiendo el futbolista mínimo el 15% del precio de la cesión, si hubiera, a pagar por el club adquirente de sus derechos.
 
Todas las retribuciones a los futbolistas tienen efectos de salario, y se garantizará un mínimo salarial de 20.000 euros brutos anuales para la próxima temporada 2024/2025, incrementándose en el IPC en la sucesivas temporadas. 

El salario mínimo en la temporada 2025/2026 será de 25.000 euros brutos anuales si el club alcanza unos ingresos de 500.000 euros o más, regularizándose retroactivamente si los datos de los ingresos se conociesen con posterioridad a la firma del contrato. 

La prima de fichaje por el hecho de firmar el contrato de trabajo ha de constar por escrito en el propio contrato y determinarse tanto la cuantía como los periodos de pago. Y la prima de partido ha de constar por escrito y estar firmado por un representante del club y el futbolista, o bien por el representante de la plantilla si es a todos los futbolistas.

Las retribuciones por los derechos de explotación de imagen pagada por el club a los futbolistas tienen concepto de salario y también ha de figurar por escrito.

En caso de baja por incapacidad temporal, salvo que sea por haber realizado una actividad de riesgo (como esquiar o practicar parapente, por ejemplo), el club ha de completar la prestación de la Seguridad Social o de la Mutua colaboradora hasta el 100% de sus retribuciones, desde el primer día de la baja hasta su alta o hasta la fecha de finalización del contrato laboral.  

Y en caso de muerte, incapacidad permanente absoluta o incapacidad total para el desempeño del fútbol por un suceso consecuencia directa de la practica del fútbol bajo las ordenes del club, dicho club ha de indemnizar a sus herederos con 40.000 euros por muerte o con 10.000 euros al futbolista por incapacidad. 

Mejoras sociales y legislación aplicable supletoriamente

Los clubes están obligados a fomentar la formación integral de los futbolistas, facilitando que puedan completar sus estudios, asistir a clases y otorgar permisos para exámenes siempre que sean compatibles con la actividad deportiva. 

La AFE y la PROLIGA desarrollarán un programa de recolocación de los futbolistas a la terminación de su carrera deportiva y defenderán políticas activas para la prevención de amaños, de apuestas ilegales, y cualquier otra práctica que pueda resultar contraria a la pureza de la competición. 

Se aplica con supletoriedad el Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, que regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales y, en su defecto, el Estatuto de los Trabajadores.​​​

Anexo del Convenio: procedimiento abreviado de resolución contractual anticipada

Los futbolistas, en caso de impago de 3 o más mensualidades de salario, podrán instar ante la Comisión Paritaria del Convenio, y contra el club, la extinción anticipada de su relación laboral mediante la tramitación de un Procedimiento Abreviado, sin perjuicio de optar por la acción del art. 50 del Estatuto de los Trabajadores. 

El club puede dejar sin efecto la acción, enervándola, pagando lo debido al futbolista o consignándolo a través de la Comisión Paritaria. 

La indemnización al futbolista por resolución anticipada consistirá en: las cantidades adeudas, más el 50% de las retribuciones fijas que queden hasta alcanzar la fecha pactada de finalización del contrato, o el 25% de esas cantidades fijas si el futbolista es contratado por otro club en la misma temporada de la resolución.  

Contacto

Contact Person Picture

Manuel Gómez-Reino

Abogado

+34 932 389 370

Contactar

 Nuestros servicios

Deutschland Weltweit Search Menu