Hacienda mejora la declaración de los alquileres de no residentes

PrintMailRate-it

​​​​​​​​​​​Publicado el 9.4.2023


Los contribuyentes no residentes solo tendrán que presentar una declaración anual por los ingresos derivados del alquiler. Hasta ahora dichos contribuyentes debían liquidar de manera trimestral las rentas obtenidas por el arrendamiento de inmuebles situados en España, derivando en, al menos, cuatro declaraciones al año.




La nueva Orden HAC/56/2024 simplifica las obligaciones de los contribuyentes no residentes. Si bien es cierto que, de manera general, el período de agrupación seguirá siendo trimestral en caso de autoliquidaciones con resultado a ingresar, la modificación permite que el período de agrupación sea anual cuando se trate de rentas derivadas del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles. Esta mejora técnica supone un ahorro de tiempo y honorarios en la gestión de alquileres obtenidos por no residentes, de tal forma que la declaración anual se presentará del 1 al 20 de enero del año siguiente al devengo, sustituyendo la declaración trimestral del impuesto.

Como ya estaba previsto en la anterior redacción, podrán agruparse varias rentas obtenidas por un mismo contribuyente siempre que correspondan al mismo código de tipo de renta, procedan del mismo pagador, les sea aplicable el mismo tipo de gravamen y, además, si derivan de un bien o derecho, procedan del mismo bien o derecho. No obstante, tratándose de rendimientos de inmuebles arrendados o subarrendados no sujetos a retención podrán agruparse con esos mismos requisitos excepto el relativo a rentas que procedan del mismo pagador, si bien cuando se declaren rendimientos de inmuebles procedentes de varios pagadores será necesario indicar el código específico 35.

La actual normativa minora los obstáculos para la devolución de retenciones

​​Del mismo modo, la orden ministerial también incluye algunas mejoras técnicas para la declaración de otros impuestos. Por ejemplo, en el caso de retenciones por dividendos a no residentes, deberá indicarse de manera separada las retenciones que corresponden a (i) dividendos y otras rentas de participación en fondos propios de entidades y el correspondiente a otras rentas, y (ii) las que corresponden a otras rentas.

Podría parecer que se trata exclusivamente de un mayor control por parte de Hacienda, pero lo cierto es que pretenden corregir los obstáculos detectados en las solicitudes de devolución de retenciones sobre dividendos a cuenta del Impuesto sobre la Renta de No Residentes y que afectan directamente a la efectividad de las actuaciones de asistencia y control, como la dificultad de identificar correctamente al contribuyente y la acreditación de su residencia, así como en la labor de comprobación relativa a si las retenciones que corresponden a ese contribuyente que solicita la devolución fueron ingresadas efectivamente.

En relación con el modelo 296, las modificaciones introducidas se refieren fundamentalmente a los rendimientos derivados de valores negociables que transitan por una cadena de intermediarios, situados tanto en España como en el extranjero, con la finalidad de acreditar la trazabilidad de estos pagos en cadena, propio de este tipo de rendimientos, de forma que cada declarante informe del pagador anterior.

Todos estos mecanismos de mejora en la obtención de la información de la que dispone la Agencia Estatal de Administración Tributaria resultan favorables para los contribuyentes y fomentan la agilidad de resolución por parte de Hacienda.

Contacto

Contact Person Picture

Beatriz Junoy

Tax Consultant

+34 915 359 977

Contactar

 Nuestros servicios

Deutschland Weltweit Search Menu