La Copa América de Vela en Barcelona 2024

PrintMailRate-it

Publicado el 20.2.2024


La Copa América de Vela, prevista para celebrarse en 2024 en Barcelona, se perfila como uno de los eventos deportivos internacionales más destacados del año. Esta competición, con una rica historia que se remonta a mediados del siglo XIX, además de ser el trofeo más antiguo en disputa en el mundo de la vela, también es un espectáculo que atrae la atención de millones de aficionados al deporte, equipos de alto rendimiento y patrocinadores globalesLa elección de Barcelona como sede subraya no solo la capacidad organizativa de la ciudad y su vinculación histórica con el mar, sino también su compromiso con la promoción del deporte y la cultura náutica a nivel internacional.





Este evento es una plataforma para la competición deportiva de alto nivel y también un catalizador de oportunidades económicas tanto para entidades corporativas como para la población local. 

Dado el escenario único que representa la Copa América de Vela en Barcelona en 2024, los patrocinadores y colaboradores se encuentran ante una oportunidad excepcional para aprovechar los incentivos fiscales diseñados para fomentar el apoyo a eventos de gran relevancia cultural y deportiva. Estos beneficios buscan potenciar la participación empresarial en iniciativas de gran envergadura y promover el desarrollo económico y turístico de la región anfitriona.

En el marco de la legislación española, particularmente en lo que respecta a incentivos para el mecenazgo y patrocinio de eventos de especial interés, los patrocinadores de la Copa América de Vela pueden beneficiarse de significativas deducciones en el Impuesto sobre Sociedades. Estas deducciones están diseñadas para reconocer y estimular la contribución del sector privado en la promoción de actividades deportivas de élite.

Los beneficios fiscales ofrecidos a patrocinadores y colaboradores tienen un impacto positivo más allá de las ventajas económicas inmediatas. Al incentivar la participación empresarial en eventos de gran escala, se fomenta el desarrollo de una economía local dinámica, se promueve el turismo y se potencia la visibilidad internacional de la ciudad de Barcelona y de Cataluña. Este círculo virtuoso beneficia a las empresas directamente involucradas, así como a la comunidad local, al generar empleo, aumentar el flujo turístico y estimular la economía. 

La Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, establece el marco legal para las deducciones fiscales aplicables a las donaciones, el mecenazgo y el patrocinio. Esta ley especifica que las aportaciones a entidades sin fines lucrativos, incluidas las federaciones deportivas, pueden ser deducibles en el Impuesto sobre Sociedades, bajo ciertos límites y requisitos.


Articulo 27.3 de la Ley 49/2007, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines cucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, donde se establecen los límites de la deducción fiscal en función de los gastos en publicdad y donaciones. 

El mecenazgo, definido por su naturaleza desinteresada y su foco en el apoyo a actividades de interés general (como puede ser el deporte), permite a las empresas obtener deducciones fiscales por sus aportaciones. Es importante que estas aportaciones se realicen a entidades reconocidas como de utilidad pública y que persigan fines de interés general. Por otro lado, el patrocinio deportivo, que tiene un carácter más comercial y busca un retorno publicitario, también se beneficia de un tratamiento fiscal favorable, siendo considerado como un gasto deducible en la medida que se justifique adecuadamente y cumpla con los requisitos establecidos en la legislación aplicable.

La Ley 34/1998, de 11 de noviembre, General de Publicidad regula y establece el contrato de patrocinio publicitario como aquél, por el que el patrocinado, a cambio de una ayuda económica para la realización de su actividad deportiva, benéfica, cultural, científica o de otra índole, se compromete a colaborar en la publicidad del patrocinador, estableciendo que se regirá por las normas del contrato de difusión publicitaria en cuanto le sean aplicables. 

En concreto, las empresas pueden beneficiarse de deducciones en el Impuesto sobre Sociedades por las acciones de patrocinio deportivo, considerándose estas aportaciones como gastos publicitarios y, por lo tanto, deducibles bajo ciertas condiciones. Es fundamental que exista una correlación entre los gastos incurridos por la empresa y los ingresos generados, y que todo gasto esté debidamente justificado y documentado.

Estas leyes y disposiciones crean un entorno favorable para que las empresas participen en el patrocinio y mecenazgo de eventos deportivos, como la Copa América de Vela, ofreciendo no solo un retorno en términos de imagen y notoriedad de marca, sino también beneficios fiscales significativos que pueden impactar positivamente en su situación financiera.​

Contacto

Contact Person Picture

Macarena Díaz

Tax Consultant

+34 932 389 370

Contactar

Deutschland Weltweit Search Menu