Contrarreloj con el Modelo 720

PrintMailRate-it

Publicado el 27.2.2024


Los residentes fiscales en España deben informar en el Modelo 720 sobre los bienes y derechos situados en el extranjero. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea anuló el procedimiento sancionador por considerarlo "extremadamente represivo", pero mantuvo en vigor el modelo, por lo que se conserva la obligación de presentarlo.




Como consecuencia de la Sentencia del TJUE, se modificó el régimen jurídico de infracciones y sanciones mediante Ley 5/2022. Actualmente el régimen sancionador aplicable es el régimen general de los artículos 198 y 199 de la Ley General Tributaria. 

En este sentido, el Modelo 720 se introdujo con motivo de la Amnistía Fiscal de 2012 y su objetivo es facilitar información a la Agencia Tributaria española con la ayuda del contribuyente. Se trata por tanto de una declaración de transparencia con efectos meramente informativos y no prevé el pago de impuestos. La información que se proporciona afecta indirectamente a la declaración del impuesto sobre el patrimonio -ya que los residentes fiscales tributan por su patrimonio mundial, salvo excepciones como la Ley Beckham-, así como a la declaración del impuesto sobre la renta en el caso de ventas o extinciones, con el fin de reconocer ganancias o pérdidas patrimoniales producidas en el extranjero.

El régimen sancionador aplicable es el régimen general con multas de entre 100 y 20.000 euros

En este sentido, los bienes y derechos deben declararse por su valor de adquisición, sin deducción de deudas o préstamos. El valor de adquisición de un bien inmueble incluye los gastos accesorios de adquisición y los impuestos, y no varía en función de la financiación. Los préstamos de empresas extranjeras, las deudas con empresas comerciales o extranjeras, las cuentas de empresas conjuntas o cualquier otra forma de préstamo o pasivo no son declarables. Sólo hay obligación de declarar la transferencia de fondos propios a terceros si está representada por valores.

Existe obligación de presentar el Modelo 720 cuando alguno de los siguientes bloques supere, en conjunto, los 50.000 euros. Sería el caso, por ejemplo, de dos cuentas con saldos de 30.000 euros situadas en el extranjero. En años sucesivos sólo habrá que presentarlo de nuevo si se ha extinguido la titularidad, si se han adquirido nuevos bienes o derechos, o si el saldo conjunto de cualquier bloque se hubiese incrementado en 20.000 euros respecto a la declaración anterior.

La transparencia fiscal afecta a personas autorizadas

De manera resumida, se declaran los siguientes bienes y derechos situados en el extranjero:
  • Bloque 1. Cuentas en entidades financieras: Las mismas se comunican por titularidad y no por propiedad. Por lo tanto, también debe comunicarse el saldo como titular autorizado, aunque se trate de un patrimonio que no pertenece al declarante. Esta circunstancia es frecuente entre familiares o entre personas que administran sociedades y que, para ello, necesitan estar autorizadas para gestiones bancarias. Los saldos negativos de las cuentas deben declararse y, para determinar el umbral, se han de netear con los saldos positivos.
  • Bloque 2. Valores, acciones, participaciones en entidades y derechos depositados, así como rentas temporales y vitalicias o seguros de vida, todos ellos gestionados u obtenidos en el extranjero. Los planes de pensiones situados en el extranjero no deben declararse salvo que sus condiciones establezcan la posibilidad de ejercer el derecho de rescate en los términos de un seguro de vida.
  • Bloque 3. Bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles, incluyendo los derechos de usufructo, nuda propiedad o multipropiedad.

El importe de 50.000 euros se supera con independencia del número de titulares, es decir, el valor total de adquisición sin prorrateo indicando el porcentaje de participación. Por ejemplo, si el valor de adquisición del inmueble es de 80.000 euros y es propiedad de dos personas, ambas deben presentar el formulario, independientemente de su porcentaje de participación y aunque no se alcance el límite individual de 50.000 euros porque el valor total del bien sí lo supera. 

El plazo de presentación termina el 31 de marzo, salvo que coincida con un día festivo y se retrase al primer día hábil de abril.​

Contacto

Contact Person Picture

Beatriz Junoy

Tax Consultant

+34 915 359 977

Contactar

 Nuestros servicios

Deutschland Weltweit Search Menu