El concepto de corrupción deportiva según el TAS

PrintMailRate-it

​​​​​​​​​​​​​Publicado el 10.5.2024


Qué se entiende por corrupción deportiva? El TAS lo define en su laudo de 16 de enero de 2024 sobre el asunto Paolo Barelli v. FINA. Descartando que lo sean aquellos pagos recibidos por un miembro de la dirección ejecutiva de una federación si reembolsan gastos por unos servicios realmente prestados por su cargo. 



Antecedentes

​El Sr. Paolo Barelli, Secretario Honorífico de la Federación Internacional de Natación (en adelante, “FINA”) de 2009 a 2017, estuvo cobrando durante el cargo reembolsos de 3.000€ al mes por los gastos incurridos al prestar sus servicios (un total de 297.540€ IVA incluido). 

De 2009 a 2015 los cobró en efectivo y luego mediante transferencias bancarias a una empresa de la que es socio mayoritario hasta que dejó su cargo de Secretario para ser Vicepresidente de la FINA.  

Inicio de la investigación por corrupción y decisión del Tribunal Ético

​El 1/4/2022, la dirección ejecutiva de la FINA puso en conocimiento del Tribunal Ético de la Federación esos pagos, y se inició una investigación por posible corrupci​ón que infringía el art. C.4 de su Código Ético. 

Se requirió documentación al Sr. Barelli, y tras defenderse y explicar el motivo de los reembolsos y los servicios prestados, el Tribunal Ético decidió con fecha 20/2/2023 sancionarlo por prácticas corruptas (vulneración art. C.4) y por no declarar su conflicto de intereses (vulneración art. F.12 también del Código Ético). Es decir, sancionado durante 1 año sin participar en actividades relacionadas con la natación bajo el control de la FINA o de sus miembros, y al pago de la cantidad de 297.540€. 

Recurso al TAS y alegaciones del Sr. Barelli

El Sr. Barelli recurrió la decisión del Tribunal Ético ante el TAS (“Tribunal Arbitral del Deporte”)con base en lo siguiente: 

La decisión vulnera el art. 9 de la Constitución Suiza al ser arbitraria. No se había tenido en cuenta que los pagos mensuales de reembolso de gastos, de 2009 a 2015, habían sido percibidos por el Sr. Franco Concordia en efectivo (su ayudante), y los de 2016 a 2017 los había percibido una sociedad emitiendo las facturas correspondientes. 

Los reembolsos nunca fueron reclamados, es carga de prueba de la FINA acreditar lo contrario según el art. 8 del Código Civil de Suiza. Fue además la propia Federación quien pagaba dichos reembolsos a los miembros de la Dirección, sin haber realizado ninguna investigación interna por mala gestión.

El Código Ético de la FINA, que regula las infracciones que fundamentan la sanción, entró en vigor el 22/2/2013, por lo que todo lo ocurrido con anterioridad el Tribunal Ético no tenía competencia para pronunciarse.

No es aplicable la infracción del art. C.4 sobre prácticas corruptivas porque se refiere a casos de apuestas e influencia en resultados de competiciones. 

La solicitud de devolución del dinero por importe total de 297.540€ no está enumerada dentro de las sanciones posibles en el Código Ético de la FINA ni en sus Estatutos. 

Vulneración del principio de proporcionalidad debido a que no explica por qué razón no se consideró la posibilidad de una advertencia o una amonestación en lugar de la sanción de inhabilitación y pecuniaria.


Oposición al recurso por la FINA​​


La FINA basó su escrito de contestación en las siguientes alegaciones:

  1. El Sr. Barelli reclamó y aceptó el reembolso indebido de unos gastos por sus servicios como Secretario en los que nunca había incurrido. Comportamiento corrupto que infringe el art. C.4 del Código Ético. 
  2. No informó de su conflicto de intereses al ostentar el 80% del capital de la sociedad que percibió los pagos en 2016 y 2017, lo que infringe el art. F.12 del Código Ético. 
  3. La carga de la prueba corresponde al Sr. Barelli y éste no prueba que el Sr. Franco Concordia fuese su ayudante ni que percibiera el dinero de los reembolsos.
  4. Las infracciones no se producen desde la entrada en vigor del Código Ético puesto que tal practica corrupta ya infringía con anterioridad el art. 2 de los Estatutos de la FINA que prohíbe los actos de mala conducta. 
  5. El importe total de la sanción económica no es una devolución sino una multa por las infracciones, considerando dicha sanción proporcionada al no ser la más severa posible. 

Decisión del TAS: Laudo arbitral nº2023/A/9519


El 26/9/2023 tuvo lugar la vista, y tras ella, el TAS ha decidido estimar el recurso y anular la decisión recurrida, con arreglo a los siguientes fundamentos: 

​a. Con base al principio nulla pena sine lege y debido a que las sanción se basa solo en infracciones del Código Ético de la FINA, únicamente podría ser responsable el Sr. Barelli de su conducta y actos de fecha 22/2/2013 en adelante. No es correcta la aplicación retroactiva de la norma. 

b. Define el concepto de “corrupción” en el deporte, basándose para ello en diversas fuentes al ser un fenómeno transnacional. 

Una de ellas, en la Convención contra la Corrupción de las Naciones Unidas que identifica dos tipos de corrupción en el sector privado: (i) Soborno mediante promesa, ofrecimiento, solicitud o concesión de beneficio a una persona a cambio de actuar, abstenerse de actuar o incumplir sus obligaciones; y (ii) malversación de bienes del sector privado que se le han confiado por el cargo. 

También se basa en el código penal suizo que castiga en su artículo 322 el soborno y su aceptación en el sector privado, y en las reglas de la Cámara de Comercio Internacional sobre la corrupción en los negocios y en el sector privado. 

Finalmente, concluye que son 4 los tipos de acciones que son consideradas como corrupción en el deporte: (I) Soborno: aceptar objetos a cambio de un trato preferente; (II) Malversación: apropiarse de bienes o fondos de la empresa en beneficio propio; (III) Pagos realizados a empresas por proveedores a cambio de contratos que aumentan en exceso el coste del trabajo realizado; y (IV) Fraude: actividades deshonestas e ilegales perpetradas por personas o empresas con el fin de proporcionar un resultado financiero ventajoso a dichas personas o empresas. 

c. El Tribunal analiza si hubo infracción de los arts. C.4 y F.12 del Código Ético de la FINA por parte del Sr. Barelli y si su conducta es corrupta en la industria del deporte. Concluyendo que:

        • No hay infracción porque el artículo va dirigido contra aquellas conductas vinculadas a las apuestas deportivas, ya sea influenciando en el resultado o a través de empresas legítimas pero cuya actividad de apostar daña la integridad deportiva. Tan solo se hace una referencia genérica a “otras prácticas corruptivas”, pero ello hace imposible identificar que acciones entran dentro de esos términos. 
        • ​No hay corrupción deportiva en la conducta del Sr. Barelli ya que los pagos por reembolsos de gastos por sus servicios como Secretario no se recibieron a cambio de que él u otra persona incumpliera sus obligaciones o se abstuviera de actuar. No hay trato preferente alguno. Además las cantidades se pagaron bajo instrucción y aprobación de la Dirección de la Federación, siendo frecuentes dichos pagos en las personas que ejercían funciones ejecutivas, y habiéndose probado la prestación real de los servicios durante el cargo. 
        • Tampoco hay corrupción deportiva en las transferencias a la empresa, cuyo socio mayoritario es el Sr. Barelli, ni se infringe el art. F.12 del Código Ético de revelar los conflictos de intereses. Puesto que se prestaron los servicios y las facturas fueron correctamente emitidas, y debido a que su cargo en la empresa era de dominio público, constando en el Registro Mercantil y en las propias facturas, por lo que se presumen el concomimiento de dicha información sin necesidad de ser divulgada por el Sr. Barelli.

Contacto

Contact Person Picture

Manuel Gómez-Reino

Abogado

+34 932 389 370

Contactar

 Nuestros servicios

Deutschland Weltweit Search Menu