Nuevo régimen de las modificaciones estructurales de sociedades mercantiles

PrintMailRate-it

​Publicado el 4.7.2023


El Real Decreto-ley 5/2023, de 28 de junio, introduce cambios a las modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles, tanto internas como transfronterizas (trasposición de la Directiva de Movilidad – Directiva 2019/2121/UE). De esta forma, se deroga la Ley 3/2009, de 3 de abril, sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles (“antigua LME”) que se ha aplicado hasta la fecha. No obstante, ¿cómo afecta a los proyectos que están en curso?




La nueva ley de modificaciones estructurales (“nueva LME”) entrará en vigor el día de su publicación en el BOE, es decir, el 29 de julio de 2023. Sin embargo, habrá un régimen transitorio en el que se aplique la antigua LME a aquellas operaciones en curso cuyos proyectos hayan sido aprobados por las juntas de las sociedades implicadas antes de la fecha de entrada en vigor de la nueva LME.

El ámbito de aplicación de la nueva LME será las modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles (fusión, escisión, transformación y cesión global de activos y pasivos), internas y transfronterizas (tanto intra como extraeuropeas). 

La nueva LME extiende el procedimiento de las modificaciones estructurales, incluyendo más mecanismos de protección de los acreedores, socios y trabajadores, entre otros. 

Las principales novedades que destacar son las siguientes:

1. Protección de los acreedores

  • Se elimina el derecho de oposición y se sustituye por un sistema de “garantías adecuadas”. En el caso de que haya informe de experto independiente permite (pero no obliga) a que éste se pronuncie sobre si estas garantías son adecuadas.
  • El acreedor solo podrá pedir garantías si su crédito se ve perjudicado por la modificación estructural (y no solo cuando el crédito no esté “suficientemente garantizado”).

2. Protección de los socios

En las operaciones de fusiones y escisiones, se excluye la posibilidad de impugnar la fusión por discrepancias en la ecuación de canje.

Se otorga el derecho a los socios discrepantes a enajenar sus acciones o participaciones a cambio de una “compensación adecuada”. Los titulares de acciones y participaciones sin voto también gozan de este derecho. 


3. Protección de los trabajadores

  • El informe de administradores será destinado tanto a los socios como a los trabajadores.
  • Se concede a los trabajadores el derecho a presentar observaciones al proyecto de modificación estructural, que la junta de socios deberá tener en cuenta.

4. Otras modificaciones


  • La junta de socios puede modificar el proyecto de modificación estructural.
  • El proyecto de fusión, escisión o transformación deberá ser acompañado por la acreditación de estar al corriente con las obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social.
  • Respecto a la valoración del patrimonio aportado por informe de experto independiente, únicamente será necesario cuando la sociedad resultante o beneficiaria sea una sociedad anónima o comanditaria por acciones. 

En conclusión, a partir de la entrada en vigor de la nueva LME, habrá que tener en cuenta un conjunto de modificaciones introducidas para seguir el procedimiento correspondiente, así como el ejercicio de unos derechos más reforzados para la protección de las partes afectadas por la modificación estructural (acreedores, socios y trabajadores).

Contacto

Contact Person Picture

Xixi Lin

Abogada

+34 932 389 370

Contactar

 Nuestros servicios

Deutschland Weltweit Search Menu