Libertad de expresión en las redes

PrintMailRate-it

Publicado el 14.7.2023


En su reciente sentencia de fecha 15/05/2023 la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos se ha pronunciado sobre la responsabilidad de un titular de un perfil en redes sociales por los comentarios publicados por terceros en su “muro”.




Las redes sociales han experimentado un desarrollo y expansión notable en los últimos años, como herramientas que nos permiten estar en contacto constante con la “red” a través de nuestro perfil. Sin embargo, las mismas también pueden ser empleadas con el fin de insultar o desprestigiar a otros, amparados por la suerte de “anonimidad” que otorgan los perfiles digitales. 

Sobre este fenómeno (al que en ocasiones nos referimos como “trolls”) se ha pronunciado la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humano, en el asunto Sanchez c. Francia, nº45581/15. Concretamente, el TEDH se refiere a la responsabilidad de un usuario por comentarios que se han publicado por otros en su perfil. 

 En el procedimiento en cuestión, la recurrente, condenada por los Tribunales Franceses, denunció que se había vulnerado el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que reconoce el Derecho a la Libertad de Expresión. 

Concretamente, el recurrente se trataba de un político usuario de Facebook, en cuyo “Muro” se postearon por otros usuarios una serie de comentarios xenófobos. Por dichos comentarios, los Tribunales franceses consideraron responsable tanto al usuario de la cuenta de Facebook como a los que publicaron tales comentarios. Decisión que como adelantábamos ratificaba el TEDH en lo relativo al usuario de Facebook, por considerar que no se vulneraba el Derecho a la Libertad de Expresión previsto en el Convenio Europeo de Derechos Humanos. 

Esta resolución resulta relevante porque se refiere a la relación entre el intermediario y la diligencia que le es exigible. Considera que el hecho de que dichos comentarios claramente ilícitos hayan permanecido en el perfil del usuario durante un período de tiempo, disponibles para su visualización por parte del resto de la red, sin que el intermediario haya tomado las medidas que eviten la difusión de los mismos no es incompatible con el derecho a la libertad de expresión. 

Diligencia que además es más cualificada en el caso que nos ocupa, habida cuenta de que el usuario en cuestión era un político, y tal y como se reconoce en la sentencia, en un “contexto electoral”. Sobre este contexto electoral, la resolución reconoce que los partidos políticos deben contar con un amplio derecho a la libertad de expresión,  con el fin de convencer a su electorado, pero que cuando existe un discurso racista o xenófobo, dicho discurso contribuye a crear un ambiente de odio e intolerancia, mucho más dañino. 
Esta resolución pone de manifiesto la importancia de atender a lo que se publica en nuestros perfiles de redes sociales, aunque sea por terceras personas. Ello porque la libertad de expresión se verá limitada por la ilicitud de las publicaciones, nuestras o de terceros, en salvaguarda de otros derechos.  

Contacto

Contact Person Picture

Javier Poncet

Abogado

Senior Associate

+34 915 359 977

Contactar

 Nuestros servicios

Deutschland Weltweit Search Menu