Interrogantes sobre los canales de denuncias en los grupos de empresas

PrintMailRate-it

​Publicado el 21.9.2023


La Ley de Protección de Informantes permite que exista un solo sistema interno para la tramitación y resolución de denuncias en todo el grupo. Por su parte, la Comisión Europea se pronunció a favor del establecimiento de canales diferenciados en cada subsidiaria.  

A la hora de optar por un modelo de gestión de informaciones centralizado o descentralizado, se hace necesario analizar distintos factores; tales como: la estructura societaria de la empresa; la disposición de recursos internos para tramitar las denuncias eficazmente; o, la capacidad para ofrecer una adecuada protección al informante.

Una gestión eficaz de los sistemas internos de información, acorde con la Ley, debería promover la realización de denuncias que, quizás, podría verse obstaculizada en un modelo completamente centralizado.




Seis meses han transcurrido desde la transposición de la Directiva Whistleblowing (UE) 2019/1937 al ordenamiento jurídico español. La promulgación de la Ley 2/2023 de Protección de Informantes ha obligado a las empresas a amoldarse a sus complejos requerimientos. Estos son de obligado cumplimiento desde el 13 de junio de 2023, para las empresas de más de 249 trabajadores; y lo serán, a partir del 1 de diciembre de este año, para las compañías de menor dimensión - que cuenten con entre 50-249 empleados.

En este proceso de adaptación a la Ley, han ido surgiendo distintas dudas respecto de su interpretación; especialmente entre los grupos de empresas. A continuación, tratamos de dar respuesta a algunas de ellas:

  • En primer lugar, conviene matizar que la Ley impone la obligación de establecer “sistemas internos de información”, concepto que se diferencia del mero “canal”, toda vez que éste último tiene un significado más limitado. Así, el sistema abarcaría tanto el canal -entendiendo éste como el buzón o cauce para la recepción de denuncias-, como la figura del responsable del sistema y el procedimiento de gestión de denuncias. 
  • Otra cuestión que tratar, es el elevado número de grupos empresariales que se adelantaron a la entrada en vigor de la Ley, contando desde hacía años con un canal de denuncias. Al respecto, cabe mencionar que estos canales seguirán siendo válidos para dar cumplimiento a las previsiones de la Ley, en la medida en que se ajusten a sus requisitos. Esto se traduce en que, habrá que efectuar una revisión profunda de los sistemas existentes, para verificar su adecuación a la norma y, en su caso, hacer los ajustes necesarios. 
  • Por otro lado, es común que en los grupos empresariales la matriz disponga de un sistema centralizado, en lugar de sistemas de denuncia diferenciados en cada filial. El sistema centralizado tiene, desde luego, muchas ventajas; toda vez que puede facilitar la gestión de riesgos y recursos internos, así como optimizar los costes. No obstante, se plantean dudas sobre la suficiencia de estos sistemas: ¿basta con que la matriz disponga de un canal para cumplir con la Ley? 

Para responder a esta pregunta, debemos acudir a la Ley española que establece particularidades para los grupos de empresas -conforme a la definición dispuesta en el art. 42 del Código de Comercio-. En concreto, la Ley permite que exista un único sistema para todo el grupo. Lo anterior, sin perjuicio de las particularidades de cada entidad y de las adaptaciones que, en su caso, resulten necesarias para dar cumplimiento a la normativa aplicable. En este sentido, no debemos perder de vista que, cada una de las entidades españolas, perteneciente a un grupo empresarial, que cuente con 50 o más empleados es responsable independiente ante la Ley. 

No obstante, la Ley no establece especificidades para grupos internacionales. En este sentido, la Comisión Europea, en sus interpretaciones de la Directiva Whistleblowing, se pronunció en contra de los sistemas completamente centralizados, al señalar que, las filiales de grupos de empresas, que cuenten con 50 o más empleados, deberán disponer de sus propios sistemas de denuncias. (Directrices, de junio de 2021, emitidas por la Comisión Europea sobre la interpretación de las estructuras de los sistemas de denuncias). 
Así las cosas, consideramos recomendable efectuar un análisis pormenorizado en cada caso concreto, manteniendo un enfoque jurisdiccional. 

  • Por último, independientemente de que se opte por un sistema centralizado o descentralizado y del grado de involucración de la matriz en el mismo, es importante asumir los acuerdos intragrupo necesarios; relativos, entre otras cuestiones a: la designación del responsable del sistema; el compromiso de confidencialidad reforzada de las personas que tengan acceso a la información contenida en las denuncias; así como, la garantía plena del derecho a la protección de datos, la confidencialidad de la identidad de los informantes y de las personas investigadas por las informaciones suministradas.

Contacto

Contact Person Picture

Jorge Cabet

Abogado

Senior Associate

+34 915 359 977

Contactar

Deutschland Weltweit Search Menu