Delegar tareas no exime al atleta de cumplir la norma antidopaje

PrintMailRate-it

​Publicado el 24.11.2023


Un tenista es sancionado 18 meses sin competir tras haber faltado a 3 tests antidopaje en un periodo de menos de 12 meses. Haber delegado la información de su localización en el Agente no le exonera de responsabilidad ni de ser sancionado (CAS 2022/A/9033). 




El tenista Mickael Ymer está en el ranking ATP, habiendo sido su mejor puesto el nº67, y por lo tanto es parte del Programa Antidopaje del Tenis (“PADT”) y de la Norma Internacional para Controles e Investigaciones (“NICI”). Teniendo la responsabilidad, como atleta, de avisar a la Federación Internacional de Tenis (“ITF”) sobre su localización trimestralmente y mantener tal información actualizada para la disponibilidad de realizar un control antidopaje en las localizaciones manifestadas. 

El 22 de abril de 2021, falló a su primer control antidopaje. El jugador manifestó que estaba en Barcelona viendo el Barcelona Open tras caer eliminado, cuando en el sistema antidopaje constaba que estaba en casa de su familia en Suecia (lo que sucedió realmente es que estaba en Etiopía de viaje). No se pudo llevar a cabo el test. 

El 10 de agosto de 2021, falló a su segundo control antidopaje. El jugador no se encontraba donde había manifestado que sería localizable en el sistema ADAMS para ser sometido a un control, ya que presuntamente su hermano pequeño se encontró mal y se desplazó a auxiliarlo. 

El 7 de noviembre de 2021, falló a su tercer control. El oficial de control antidopaje se desplazó al Hotel Ibis en Roanne (Francia) en el que supuestamente estaría el tenista según la información introducida en el sistema ADAMS, sin embargo, no se encontraba hospedado en dicho hotel sino en otro. Tras realizar dos llamadas al tenista y una a su agente, y esperar 60 minutos, el control no pudo realizarse.  

Artículos y legislación cuya infracción fue enjuiciada

El art. 2.4 del Programa Antidopaje del Tenis establece que es un fallo de localización de un jugador: “Cualquier combinación de tres Controles fallidos y/o Irregularidades de registro dentro de un período de 12 meses por parte de un Jugador en un Listado Registrado de Control.”

Y el art. 7.7 del citado Programa señala: “cuando la Localización fallida registrada de acuerdo con el artículo 7.7.5 sea la tercera Localización fallida del Jugador dentro de un período de 12 meses, el asunto será derivado al Comité de Revisión para determinar si el Jugador puede haber cometido una violación del Artículo 2.4 de las Reglas Antidopaje. Si el Comité de Revisión determina que el Jugador puede haber cometido una Violación del Artículo 2.4 de las Reglas Anti-Doping, la ITF enviará al Jugador una Notificación de acuerdo con el artículo 7.10.”

Primera Instancia

En efecto, la ITF consideró que el tenista había vulnerado el art. 2.4 del PADT por lo que le enviaron una carta el 12/11/2021 sobre dicha vulneración y sus consecuencias. El abogado del tenista contestó, y tras varios trámites y una revisión administrativa solicitada por el deportista,  el 13/01/2022 la ITF envió la notificación escrita definitiva, así como el pliego de cargos unas fechas más tarde. 

El procedimiento disciplinario fue sometido al Tribunal Independiente de la ITF que resolvió en fecha 23/06/2022 que el tenista no había vulnerado el art. 2.4 del PADT ya que, pese a que el oficial del control antidopaje hizo todo lo posible por localizarlo en el tercer control fallido de 07/11/2021, el tenista no había sido negligente. 

En concreto, no sabía el nombre del hotel en el que supuestamente iba a alojarse, su agente le dijo que sería en el oficial del torneo, y cuando llegó al Hotel Ibis le transportaron los organizadores al otro hotel oficial del torneo llamado Kyriad. Por lo que no tenía razón alguna de informar a su agente para que modificara la información de su localización. 

Apelación ante el CAS (“Tribunal de Arbitraje del Deporte”)

La ITF apeló la decisión, basándose en las siguientes alegaciones: 

  1. El jugador no probó que la delegación en su Agente de la responsabilidad de mantener con precisión la información sobre su localización se hiciera diligentemente. Ya que debió supervisar que constaba el Hotel Ibis como aquel en el que iba a hospedarse según el sistema ADAMS, en lugar del Hotel Kyriad.
  2. El sistema UNO usado en la ATP para reservar habitaciones para los jugadores en los hoteles oficiales del torneo, que fue el usado por el Agente, envía automáticamente un email de confirmación de reserva al Jugador y a su Agente en copia. En este caso solo se les envió la tramitación de la petición. El Agente, solicitó una habitación de dos camas, por eso el 2/11/2021 se envió un email a ambos desde el sistema informando del cambio de hotel de Ibis a Kyriad por no tener el anterior habitaciones con dos camas.  Además, la ITF aportó un informe pericial de “CCL Solutions” conforme ese email fue recibido por ambos, al no haber indicadores de artefactos sospechosos en los servidores de Internet ni que se marcara como spam. 
  3. En caso no haber recibido el email de cambio de hotel, el Agente tiene experiencia en la ATP y en el uso del sistema UNO, por lo que debía haber esperado la confirmación definitiva de la reserva solicitada, y no debía haber actualizado la información de localización del jugador en el sistema antidopaje ADAMS hasta recibir la aprobación de la reserva. 
  4. El jugador o el Agente debían haber verificado que la información de localización en el sistema antidopaje era correcta cuando tuvieron conocimiento de que su reserva se encontraba en otro Hotel. Debiendo estar el jugador en alerta máxima y pendiente de su localización debido a los otros dos fallos de control antidopaje.
  5. Es irrelevante que el oficial del control antidopaje llamara al tenista y al agente desde un número de teléfono español en lugar de uno francés o inglés. Deben saber ambos por normativa que si el oficial necesita llamarles, lo hará en los últimos 5 minutos dentro del periodo de 60 minutos para llevar a cabo el control. 

Alegaciones del tenista

Mickael Ymer se opuso al recurso destacando: 

  1. El oficial del control antidopaje no hizo lo razonable en aquellas circunstancias para localizarlo en el ultimo Test fallido de 07/11/2021. Llegó al Hotel Ibis, habló con la recepcionista y cuando le dijo que el Sr. Ymer no estaba en la lista de huéspedes, espero allí 55 minutos hasta que realizó las llamadas de teléfono sin dejar ninguna nota de voz (no hay prueba de ello más que lo manifestado por el oficial). Cuando además el otro hotel oficial, en el que sí estaba hospedado el tenista, se encontraba a 6 minutos.  
  2. El Agente manifestó en la vista ante el Tribunal independiente que nunca recibió la confirmación de reserva en el Hotel Kyriad ni la información sobre el cambio de Hotel. Además, los oficiales del torneo que contactaron con el tenista, al no figurar en el Hotel Ibis, le comunicaron que estaba hospedado en el Hotel Kyriad por lo que creyó que no era necesario informar a su Agente de que estaba en otro hotel. Entendió que en el sistema de localización antidopaje ya constaba el Hotel Kyriad. 
  3. Era obvio que si no se encontraba en el Hotel Ibis, el oficial antidopaje debió acudir al otro hotel oficial (Hotel Kyriad). Igualmente, es habitual que el oficial antidopaje llame a la puerta o la recepcionista del hotel llame a la habitación avisando de que sube el oficial antidopaje. Por eso, no sospechaba que la llamada de un número de teléfono español fuese para realizar un control antidopaje estando en Francia. 
  4. Delegó diligentemente las responsabilidades de localización en su Agente. 

Decisión CAS, Procedimiento 2022/A/9033: 

El Tribunal señala que un atleta puede solicitar ayuda de terceros para cumplir los requisitos de localización. No obstante, se remite a su jurisprudencia (CAS 2016/A/4643) conforme “el deportista debe delegar las tareas pertinentes en una persona cualificada, instruir adecuadamente al delegado o establecer procedimientos claros que éste deba seguir en la realización de las tareas delegadas, y ejercer supervisión y control sobre el delegado en la realización de las tareas.”

Por lo que, el deportista permanece personalmente responsable pese a la delegación de las tareas, sin poder delegar el requisito de cumplir con la regulación antidopaje. 

Asimismo, indica que es razonable considerar que un atleta está en alerta máxima en relación con el cumplimiento de los requisitos de localización cuando ha fallado en dos controles antidopaje en un periodo de menos de 12 meses. 

Respecto al caso, considera que el tenista tendría que haber verificado la información de su localización en el sistema antidopaje, por tanto, tendría que haberse dado cuenta que estaba hospedado en el Hotel Kyriad en lugar de en el Hotel Ibis, y haber corregido la información o al menos haber dicho que no estaba en el hotel al que acudió inicialmente. 

No es importante si el Agente, como delegado de la tarea de la localización para controles antidopaje, fue negligente o no. La clave es que la delegación no exime al atleta de cumplir con la normativa antidopaje. Por ello, no está conforme con la decisión del Tribunal Independiente de la ITF de que el tenista no fue negligente y que no causó ni contribuyó al fallo de estar disponible para hacer el test en el tercer control fallido. 

Por último, considera que el Agente tenía que haber realizado las averiguaciones oportunas para determinar si su reserva había sido confirmada en el Hotel Ibis o en el Hotel Kyriad. 

Sanción: estima en parte el recurso y condena al tenista por vulneración del art. 2.4 del PADT a 18 meses sin poder competir desde la notificación de la resolución (inelegible).

Contacto

Contact Person Picture

Manuel Gómez-Reino

Abogado

+34 932 389 370

Contactar

 Content Editor

Deutschland Weltweit Search Menu