Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y de mejora de nuestro sitio web. Por favor, seleccione a continuación qué cookies desea aceptar o denegar. Continuar navegando sin seleccionar las cookies equivaldrá a rechazarlas. Para más información, consulte nuestra Política de Protección de Datos.



Implicaciones de la nueva ley de protección de los animales

PrintMailRate-it

​Publicado el 14.1.2022

 

El pasado 15 de diciembre se publicaba en el BOE la Ley 17/2021, de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil sobre el régimen jurídico de los animales, normativa por la que nuestras mascotas dejan de ser “cosas” a efectos jurídicos.

 


 

 

En la actualidad, las mascotas son consideradas un miembro más de nuestra familia, una concepción que cada vez se ha ido extendiendo hasta consolidarse socialmente. Ahora, el ordenamiento jurídico se adapta a tal realidad social, y mediante la reciente Ley 17/2021, abandona la antigua noción contenida en el Código Civil que consideraba a los animales domésticos como bienes muebles, sustituyéndola por seres vivos dotados de sensibilidad.


Con esta nueva noción, y ello sin perjuicio de que los animales son bienes objetos de comercio, la Ley 17/2021, en su Preámbulo, reconoce que sobre los animales, como seres sintientes están sometidos parcialmente al régimen jurídico de los bienes o cosas en la medida en que no existan normas específicas que regulen las relaciones en las que puedan estar involucrados animales.


Por ello, la norma se fundamenta no solo en adecuar la normativa del Código Civil a la naturaleza de los animales, sino también la las relaciones de convivencia entre animales y seres humanos.


A. Modificaciones en el Código Civil.-

En lo relativo a las disposiciones del Código Civil, se introducen modificaciones relativas a las situaciones de separación y divorcio, respecto al destino de los animales de compañía, así como a los supuestos de su guarda y custodia en aquellos casos en la que es ordenada por la autoridad judicial.
Del mismo modo, se regula cual es el destino de los animales en caso de fallecimiento de su propietario,  incluyendo, en la redacción del nuevo artículo 914 bis, que a falta de disposición testamentaria relativa a los animales de compañía.


Asimismo, como adelantábamos, entre otras, modifica el artículo 333 del Código Civil, indicando que los animales, como los bienes muebles e inmuebles, son objeto de apropiación,  eso si, con las “limitaciones que se establezcan en las leyes”. Y continúa, con el desarrollo del artículo 333bis del Código Civil, indicando que los animales, como seres vivos dotados de sensibilidad, quedarán cubiertos bajo el régimen jurídico de los bienes y las cosas en la medida en que sea compatible con las disposiciones destinadas a su protección. 


B. Modificaciones en materia hipotecaria y en la Ley de Enjuiciamiento Civil.-

Junto a las modificaciones introducidas en el Código Civil, la Ley 17/2021 introduce cambios en la Ley Hipotecaria así como en la Ley de Enjuiciamiento Civil, en cuanto a la extensión de las hipotecas y embargos sobre los animales de compañía.


De este modo, el artículo 111 de la Ley Hipotecaria incluye un nuevo apartado primero que impide el pacto de extensión de la hipoteca sobre los animales de compañía. Y por su parte, la nueva redacción del artículo 605. 1º excluye del catálogo de bienes embargables a los animales de compañía, sin perjuicio de la embargabilidad de las rentas que pudieran generar.


Igualmente, se modifican los artículos 771 y 774 en relación al destino y cuidado de los animales domésticos en los casos de separación o divorcio.

Contacto

Contact Person Picture

Javier Poncet

Abogado

+34 91 5359 977

Contactar

 Nuestros servicios

Deutschland Weltweit Search Menu